G DATA: Recomendaciones para evitar el ransomware Locky

Copias de seguridad, equipos actualizados y precaución a la hora de lidiar con el correo electrónico, claves para sobrevivir a cualquier ransomware

El ransomware Locky ha infectado miles de ordenadores al día de todo el mundo y provocado el desconcierto entre los internautas gracias a su gran capacidad para mutar y crear nuevas variantes. Un ransmoware es un malware que cifra el contenido almacenado en el ordenador y pide un rescate a cambio de permitir la recuperación de la información secuestrada. Locky, que llega hasta sus víctimas en correos electrónicos, también es capaz de moverse por la red y cifrar todo aquello que encuentra en su camino, incluyendo archivos compartidos y copias de seguridad.

Recomendaciones para proteger tus datos personales de crypto troyanos similares a Locky

■    Realiza copias de seguridad periódicas.
■    Deshabilita la función macros.
■    Presta atención a los correos electrónicos y lee los encabezados cuidadosamente antes de abrirlos
■    No abras adjuntos con aspecto sospechoso, especialmente si en el cuerpo del correo se anima a que lo hagas de forma urgente
■    Parchea y mantén todos los programas de tu equipo convenientemente actualizados, desde el sistema operativo al programa más liviano.
■    Instala un software antivirus y mantenlo actualizado
■    Usa siempre las versiones más modernas de los programas instalados.
■    Desconfía de facturas y cualquier otro documento que realmente no estás esperando.
Además, en el caso de las empresas, estas deberían:
■    Mantener las copias de seguridad en un soporte independiente y no conectado al PC, de esa forma se mantendrá siempre a salvo.
■    Establecer políticas de roles entre los empleados, de forma que no todos tengan los mismos privilegios sobre sus equipos.

¿Pagar o no pagar?

Respecto a la conveniencia de pagar o no el rescate, G DATA recomienda no hacerlo en ningún caso. No existe garantía alguna de que una vez realizado el pago la información cifrada vaya a ser devuelta y la realidad sugiere más bien nuevas extorsiones a los pagadores o intentos de cifrado posteriores.  Lo único seguro es que con el pago del rescate estamos haciendo ver al extorsionador que su estafa funciona.

Los comentarios están cerrados.